Skip to content

Antoni Gaudí, un exponente de la arquitectura.

Antoni Gaudí

Nacido el 25 de junio de 1852 en Cataluña, hoy se conmemoran los 93 años de haber sido atropellado por un tranvía y ocasionar su muerte.

En 1874, Gaudí fue aceptado en la Escuela de Arquitectura, alternando los estudios con sus primeras incursiones en el mundo profesional, colaborando con arquitectos consolidados como Josep Fontserè, Francisco de Paula del Villar y, sobre todo, Joan Martorell, su principal mentor.

Los progresos de Gaudí se vieron afectados en 1876 por la muerte de su hermano y su madre. Tres años después, también falleció su hermana, cuya hija (que sufría graves problemas de salud) quedó bajo la custodia del arquitecto y su padre.

Entierro de Gaudí

En 1878 Gaudí obtuvo el título de arquitecto e instaló su despacho en el antiguo barrio judío de Barcelona. Ahí, comenzó a trabajar en sus primeros encargos, como un conjunto de equipamiento para una cooperativa llamada La Obrera Mataronense, unas farolas para la plaza Real de Barcelona y una vitrina para la prestigiosa guantería Comella. Esta última obra llamó la atención de Eusebi Güell.

Te mostramos algunas de sus obras más famosas

Casa Vicens

Casa Vicens, el primer proyecto de importancia del arquitecto Antoni Gaudí tras su licenciatura en 1878. Corresponde, por tanto, al primer período de su carrera, caracterizado por la utilización de un lenguaje arquitectónico de gran simplicidad constructiva, en el que prima la línea recta sobre la línea curva.

Interior Casa Vicens

El capricho de Gaudí

A diferencia de la mayoría de sus creaciones, localizadas en Cataluña, esta se encuentra en Comillas, en Cantabria. Llamada realmente Villa Quijano, se conoce como “El Capricho” por tratarse de un encargo del concuñado del Marqués de Comillas, que deseaba una residencia de verano de tipo oriental. Este proyecto lo realizó en paralelo al de la Casa Vicens.

Capricho de Gaudí

Sagrada Familia

El Templo de la Sagrada Familia, caracterizado por sus altas torres cónicas, es el monumento más visitado de España. Gaudí aceptó el encargo de sustituir a Francisco de Paula del Villar en la dirección de las obras del templo. Esta basílica católica, aún inconclusa, constituye la obra maestra de Gaudí, y el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana. No en vano le dedicó en exclusiva los últimos 15 años de su vida.

Después de 137 años construyéndose, dispondrá de una licencia de obras concedida este viernes por la municipalidad de esta ciudad española.

Interior Sagrada Familia

Casa Botines

También llamada Casa Fernández y Andrés, es una construcción de estilo neogótico que alberga actualmente la sede de Caja España, entidad fundada por Joan Homs i Botinàs (de ahí el nombre de “Botines”). Originalmente, su labor financiera se conjugaba con la de almacén de tejidos y vivienda particular.

Casa Botines

Pabellones Güell

Fueron construidos por Gaudí entre 1884 y 1887 a petición de su mecenas, Eusebio Güell, al igual que el resto de construcciones que llevan su apellido. El conde le encargó que cercara su finca privada, y Gaudí construyó esta impresionante puerta de cinco metros de ancho con un dragón alado encadenado de hierro forjado. Los pabellones, que hoy forman parte de la Universidad de Barcelona, se abrirán al público una vez sean restaurados.

Pabellones Güell

Casa Batlló

Se trata de la remodelación de un edificio previamente existente y refleja la plenitud artística de Gaudí. Corresponde a su etapa naturalista, periodo en que el arquitecto perfecciona su estilo personal, inspirándose en las formas orgánicas de la naturaleza, y teniendo como base sus análisis en geometría reglada.

Interior Casa Batlló

Casa Milá

Conocida como “La Pedrera”, esta vivienda es uno de los lugares más visitados de Barcelona. De formas orgánicas, la Casa Milà evoca sin lugar a dudas la naturaleza, lo que se traduce en el empleo de formas geométricas regladas como son el paraboloide hiperbólico, el hiperboloide, el helicoide y el conoide.

Casa Milá

Cripta de la Colonia Güell

Perteneciente también a su etapa naturalista de principios del siglo XX, esta obra ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, como también lo han sido el Parque Güell, el Palacio Güell, la Casa Milà, la Sagrada Familia, la Casa Vicens y la Casa Batlló.

Published inArquitectos destacados