Skip to content

El albañil que le dio su estilo a la parroquia de San Miguel de Allende

Al momento de la fundación de San Miguel el Grande, hoy de Allende en 1555, se construyó su parroquia. Según un documento de 1649, la iglesia de San Miguel el Grande se derrumbó tras un grave deterioro. Hacia 1680 y 1690 la parroquia se encontraba nuevamente en ruinas, por lo que se puso en marcha otro proyecto arquitectónico que culminó aproximadamente en 1709, pero con una apariencia de estilo barroco, totalmente distinta a la fachada de estilo Neogótico que apreciamos actualmente.

ras un nuevo deterioro, en el año de 1880, se le encomendó al maestro albañil Don Zeferino Gutiérrez Muñoz, quien tenía fama por sus sobresalientes obras, que llevara a cabo la remodelación. Zeferino se basó en una postal que conservaba de la Catedral de Colonia, Alemania. En 1890 los trabajos habían concluido.

La construcción y remodelación de la fachada está compuesta por cantera rosa recogida a las faldas del extinto volcán Palo Huérfano.

En el interior del templo, de planta de cruz latina y decorado al estilo neoclásico, conserva algunos lienzos con temas religiosos que han sido atribuidos a los hermanos Juan y Nicolás Rodríguez Juárez, se localiza frente a la Plaza Principal.

Published inCuriosidades de la construcción