Skip to content

500 años de la muerte de Leonardo Da Vinci

En 1516, Leonardo Da Vinci se trasladó a Francia al castillo Clos-Lucé, mansión que forma parte de los castillos del Valle del Loira, declarados Patrimonio de la Humanidad.

La construcción de este castillo data del siglo XV, edificadopor Étienne le Loup. La importancia de este lugar, no fue la nobleza que lo habitó, sino por Leonardo, quien vivió allí sus últimos días, dándole al castillo la importancia a la historia de las ciencias y las artes.


La torre por donde empieza el recorrido, es lo único que queda de la Edad Media.
Oratorio Ana de Bretaña

Dentro del castillo, se encuentra el Oratorio de Ana de Bretaña. La capilla fue encargada por Carlos VIII para su esposa Ana. La reina había perdido a sus hijos a temprana edad, y aquí venía a llorar la pérdida. Lo que se debe de admirar de este lugar es la bóveda románica pintada de azul celeste, en donde enmarca cuatro frescos pintados por Leonardo Da Vinci, destanco el de la Virgen de la Luz.

Virgen de la Luz

El dormitorio, la cama donde falleció Da Vinci, siguen intactos. Los sótanos guardan los legados que construyó, los dibujos, diseños novedosos, incluyendo un tanque, puente de asedio, un helicóptero, entre otros, ahora forman parte de una especie de museo de colección de todos los inventos que realizó.

El castillo de Clos-Lucé está catalogado como una de las joyas de la arquitectura francesa, que en sus inicios de 1417, fue construida como una fortaleza dependiente del castillo de Amboise. La fachada del castillo cuenta con ladrillos de color rosa y piedra tallada, construido sobre cimientos galo-romana, comienza bajo el reinado de Luis XI, en 1471.


Se dice que el rey Francisco I, quien vivía en el castillo de Amboise, utilizaba este pasadizo conectado a Clos-Lucé para ir a visitar a Leonardo. Túnel que está cerrado al público.

Este castillo hoy un lugar de interpretación, conocimiento y síntesis que tiene como objetivo permitir que el público en general descubra el mundo de Leonardo Da Vinci. El museo también incluye una copia de la Mona Lisa, pintada por él mismo.

El jardín del castillo, está lleno de los inventos a gran escala que realizó Leonardo. Los visitantes al castillo pueden ver estas máquinas gigantes y ponerlas a funcionar; el tornillo aéreo, la ametralladora-abanico, el carro de combate, el puente giratorio, la rueda de ardillas, entre muchos inventos más.

Sin duda, un castillo que se debe visitar y que hoy recordamos tras los 500 años de la muerte de Leonardo Da Vinci

Published inCuriosidades de la construcción