Skip to content

La cascada interior más grande del mundo: en el aeropuerto de Singapur

La cascada interior más grande del mundo se llama Rain Vortex, con 40 metros de altura dentro de la nueva terminal del aeropuerto Jewel Changi, inaugurada el pasado 17 de abril.

Los responsables de este proyecto son Safdie Architects, convirtiendo al aeropuerto como un referente mundial por la creación ambiental. La cascada está rodeada por vegetación, dando la apariencia a una jungla.

Tiene un total de 135,000 metros cuadrados, centro comercial con casi 300 tiendas, restaurantes, cine, hotel con 130 habitaciones por si quieren quedarse dentro del aeropuerto.

La cascada empieza de una cúpula a siete pisos de altura. En la noche podrán encontrar un show, juego de luces y colores. El agua que cae de la cascada es gracias a la recolección de agua de lluvia y se reutiliza para el resto del edificio.

Esta construcción está para ganar el premio por el programa Green Mark de Singapur para edificios ambientales sostenibles.

El centro de este edificio lleva por nombre Valle de los Bosques; con senderos de flores para recorrer, área de descanso entre las más de 200 especies de platas y dos mil árboles.

Si quieren más acción, pueden recorrer el Canopy Park, en los dos últimos pisos del edificio se encuentra un parque lleno de redes para poder caminar o balancearse por encima de los árboles.

El precio de esta construcción fue de 1,300 millones de dólares.

Published inConstrucción sustentable